¿Por qué los sueños no se cumplen?

Del mismo modo que los sueños pueden hacerse realidad vibrando con ellos, si existe una vibración contraria no se van a cumplir. Son muchas las circunstancias que pueden ir en contra de un sueño, pero la más habitual es que una persona, o muchas, no lo quiera, sea consciente o inconscientemente, pensando quizás que esto puede perjudicarnos, o que no sea lo más adecuado para nosotros.

Vivimos en un mundo que está en fase de desarrollo, no es que las cosas estén mal, solo están a medio camino, como un guiso a medio cocer…

Y una de las cosas que estamos aprendiendo es a ser libres. Las culturas no han favorecido la libertad del ser humano y muchas de ellas no comprenden el significado de esta palabra, esto se debe a un proceso natural de evolución, que necesita su tiempo para completarse.

La evolución, tal como la describió Darwin, favorece al más adaptado, de modo que la selección natural se encarga de que solo sobreviva el más fuerte. El caso es que esto es válido para cualquier ser vivo desde un punto de vista mecanicista, pero ¿qué sucede con el ser humano? ¿También está sujeto a este fenómeno?

Si el ser humano estuviera sujeto a la selección natural, más allá de la biología, no sería libre, no podría soñar, no avanzaría en la evolución de la consciencia, y esto es lo que defiende la postura determinista… Pero somos conscientes, sabemos que dentro de las limitaciones de la realidad podemos decidir, y sabemos que el sistema que nos rodea es un sistema creado por nosotros, y que, en el caso del ser humano, no sobrevive el mas fuerte, solo es libre el más fuerte, como si la libertad fuera un premio.

El caso es que en el mundo sigue habiendo personas y grupos que piensan que solo puede sobrevivir el más fuerte, y somete al más débil a su voluntad y antojo. Este es el caso de las tendencias machistas, por ejemplo, que todavía existen, o de los regímenes totalitarios, tanto los que son evidentes como los encubiertos. Estos se basan en estructuras piramidales y jerárquicas en donde el que esta más arriba somete a lo que están por debajo, lo que impulsa de forma predeterminada a los hombres, que son los que suelen competir, a querer más y más poder, para tener la oportunidad de someter a los que tienen menos poder, a pesar de estar sometidos ellos mismos a los poderes que están por encima de ellos. Esta es una forma de consciencia muy limitada, pero, tal como decíamos, este es el nivel en que se encuentra ahora la humanidad, y vamos a necesitar tiempo para superar este nivel.

Este nivel de consciencia es como un techo de cristal que no nos permite soñar más allá, como declaran los grupos de mujeres que parecen no poder superar cierto nivel, pero no se trata de las mujeres, todo el mundo está sujeto a este sistema.

La única forma de que este techo de cristal se mueva es empujándolo, y para ello solo tenemos nuestros sueños…

Porque si no somos libres no podemos cumplir nuestros sueños, podemos soñar, podemos imaginar lo que queramos, lo que nos recuerda quiénes somos, pero todos esos sueños son fantasías que no pueden hacerse realidad si no somos libres, esta es la primera condición.

Y la libertad del ser humano no es una utopía, la consciencia es libre, los sueños son libres, más allá incluso de las leyes de la física, solo existe una correlación, que es la que permite que las ideas se hagan realidad, es una sincronía entre las distintas frecuencias naturales, como se explica en “La Teoría de lo Incognocible” y este es el camino que ha seguido y sigue el ser humano…

Es el camino que debe seguir para cumplir sus sueños, teniendo en cuenta que la resistencia de los que no piensan que el ser humano es libre, va a ser feroz, pero si todos los seres humanos somos libres e iguales, tal como dice la declaración de derechos humanos, todos tenemos derecho a cumplir con nuestros sueños. Soñar con someter a otro ser no entra en el Principio de Libertad Universal del ser humano, puesto que esto le quita la libertad.

Principio de Libertad Universal (El Camino de los sueños)

El ser humanos es libre, por encima de cualquier circunstancia, violar este principio está castigado con la muerte de nuestros sueños y por lo tanto con nuestra propia vida, esta es una responsabilidad de vida con nosotros mismos en primer lugar y con los demás en segundo. No podemos influir en la libertad de los demás, del mismo modo que no podemos permitir que los demás influyan en la nuestra.

Aunque tal como hemos apuntado, los que siguen el camino de someter a otro, sea con la estrategia que sea, no es culpable de eso, solo es una persona en vías de evolución que debe respetarse como cualquier otra, lo único que puede hacerse con eso es evitar el conflicto, sea como sea, renunciando a nuestro sueño o realizándolo sin su conocimiento, o sea, engañando a la inconsciencia y el sometimiento, lo que desde una perspectiva universal es del todo lícito, es necesario, mucho más que someter a otro, sea en el ámbito que sea.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s